Dragoon

marzo 21, 2009

Otro ingrediente mas para este Guison. Los dejo con el Negro y su observación de la ciudad y su cielo.


Estos cúmulos rampantes no son nubes,

estos gaseosos nimbus de sifón no son nubes,

son dragones de vapor sobrevolando la ciudad;

sus escamas de espuma gris

chorrean cataratas de viento.


A su paso,

los rascacielos hacen equilibrio

en la cuerda floja de algún cordón.


Por las fauces de un balcón

asoma su cabeza una medusa rubia,

entre jalones de humo y sahumerios de tabaco

vuelve a recorrer los caminos que

otos dedos y otras bocas dejaron sobre

su cuerpo hace unas horas.


El dragón da su último coletazo antes de alejarse,

los edificios más experimentados (con moretones

de humedad en todo el cuerpo) agachan la cabeza con agilidad

pero la torre de hierro que sirve para teletransportar voces

cae abatida y agoniza en un lecho de árboles


Finalmente, el grito más gutural que jamás halla salido

de la garganta del horizonte

eriza los gatos de todos los tejados,

y anuncia la retirada de la bestia voladora.


Mañana volverá por el este,

y quizá traiga,

la promesa de otros aires.


negro.

15/03/09

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: