el nuevo mundo de ángelo giacopuzzi

marzo 24, 2009

Un día antes de un nuevo aniversario del último golpe de estado en m país abro la casilla de correo y recibo este mensaje. Enseguidita nomas lo heché a la olla, seguro de que nos brindará otro gusto más para esta gran comilona que es el guison.

sin más, nunca más

elnico

gualeguay, 29 de junio de 1883

Amados padres:

Aquí estoy con usted mi querido padre, hermana y hermano para darle
noticias de mi feliz viaje y del nuevo mundo, que todos disfrutamos
próspera salud, lo que espero tengan todos ustedes.

Hemos dejado la miserable Génova el 20 de abril. Hemos costeado de
Francia y España, hemos visto la costa del àfrica, las Islas Canarias,
el Estrecho de Gibraltar, la Isla de Santa Cruz y llegamos a la isla
de San Vicente, donde nos detuvimos dos días.

Mi esposa y yo tuvimos el placer de bajar a tierra con nuestros
compañeros, y vimos un hermoso país poblado por los moros, con
admirables montañas sin vegetación de ningún tipo, mucho calor, hace
14 años que no llueve.

La isla de San Vicente (un gran puerto, donde toda la madera se hace
carbòn) pertenece a Inglaterra.

El 7 de mayo por el gran Atlantico llegamos el día 4 de junio en
Montevideo, sin ver tierra y estuvimos tres dìas días para cargar
mercaderìas.

la noche del 7 partimos, y llegamos a buenos aires en la mañana del 8,
ya que ambas ciudades distan 15 millas.

Después de mediodía vino un elegante vaporcito.Y la comisión Argentina
nos condujo a la gran y hermosa ciudad de buenos aires, a un bello
establecimiento de inmigraciòn.

Y el 5 º día nos fuimos para Gualeguay haciendo 4 horas en tren y 20
en un vapor que cruza el rìo. luego, una hora màs de tren y hemos
llegado a Gualeguay.

Al dìa siguiente partimos en carro y luego de una hora por la colonia,
en canoas hemos pasado el rìo y nos estaban esperando otro carro de
nuestro amados compatriotas que nos llevaron hasta sus casas, llegando
ya de noche.

Amados patriotas de la lejana costa, den buena lectura de esta hoja, y
crean por la fe que es cierto, que su hermano no los engaña, repito, a
pesar de que todo esto parezca mentira.

En el barco la comida es buena, el pan, la carne y el vino, el queso y
los peces. El viaje es un poco riguroso, pero cada uno lo puede hacer.

Nosotros èramos seiscientos, entre ellos más de 60 niños de tierna
edad, todos llegaron a tierra sanos y menos uno que estaba muerto
antes de que partièramos de Génova, y uno naciò en el viaje del que
hizo de partera la tìa Liberata.

En el instituto de los inmigrantes, la comida es buena. Café a la
mañana, la carne y la sopa a las diez. al mediodía carne con arroz en
una cantidad que no se puede comer.

Una vez en Gualeguay, nuestro patròn nos llevò a un palacete, e
inmediatamente nos entregò tres bolsas de pan, dos de harina y la
mitad de una vaca y una damajuana de vino.

al pan casi ni lo probamos, porque a media mañana habìamos vuelto a comer carne.

El patròn puso un centinela en la puerta, por temor que alguno de
nosotros se fuera a ir con otro patròn, ya que todos nos querìan
llevar y gritaban “vivan los italiantos”

Cruzado el río, encontramos a todos nuestros hermanos con carros y
caballos de silla que gritaban ¡Vivan nuestros hermanos y no paraban
los aplausos y los gritos, lo que ha hecho que nuestro arribo parezca
el triunfal desembarco de garibalde en gènova.

La primera noche nosotros y dos de Cerna dormimos en una casa de uno
deTreviso que hace tres años que está aquí. Vi por todos lados
palomas, tres chanchos gordos y 400 quintales de trigo.

Después de la cena tuvimos batatas asadas que nunca habìa comito tan
ricas, tienen la piel màs negra y son gruesas como zapallos.

Quienes laburan en esta casa son dos hombres y dos niños…al ver esto
quedamos maravillados.

Por la mañana vino pedro que trabaja para los blancos y en un carro
con tres caballos nos dijo que vayamos a su casa hasta que hayamos
fabricado nuestra propia casa.

Llegado al lugar, vi una vasta llanura sin árboles y el suelo negro,
sin piedras. he visto espigas de maìz del tamaño de un brazo. he visto
muy fácil de cultivar esta tierra con el arado y bueyes.

El patròn se hace cargo de los gastos, la carne y la harina a sacos.

Queridos padres, hermano y amigos aquì somos todos señores. Aquí todos
tienen un caballo, bueyes y carrps. Nosotros, los de la casa hasta el
momento habìamos soñado con tener en medio de las piernas un elegante
caballo.

Aquí es un paraíso en la tierra. Aquí está el nuevo mundo y la nueva
vida, el buen clima de agua buena.

En 27 familias, nadie está nunca enfermo.Todos comemos carne tres
veces al día con gran apetito (los pantalones nos estàn apretando).

Peter tenía razón al decir a su hermano: al dar una patada …y que
come más carne que todo el país Requaro.

todos nosotros brillamos de gloria al estar en esta palestina y no
extrañamos nada a la miserable italia. trabajando un sòlo dìa a la
semana vivimos como señores.

Amada familia, querid Simone , los Costi y todos: levàntense de
aquella miseria y vengan al lado mìo, que tierra, caballos, vacas yo
les aseguro tendràn.

Nuestro patròn los aceptarà. no duden de vuestro hijo. Vengan en este
otoño a vivir cerca mìo. el gran error fuè no haber venido conmigo.

Una familia que trabaje esta tierrra por ocho años ahorrarà una suma
considerable para vivir, incluso si regresan a Italia.

No hay necesidad de esperar a ver lo que produce la tierra, vemos lo
que han logrado los que vinieron tres o cuatro años antes que nosotros

Han comenzado a hacer la ferrovìa de gualeguay a gualeguaychù y pasa
por el medio de esta Colonia. Hay comercios aquì y allà. el trigo vale
18 y el maìz 12 liras el quintal..

Nos lamentamos no haber venido 10 años antes de las miserias de
Italia. Una familia compuesta por dos o más los hombres aptos para el
trabajo, en ocho o diez años son ricos.

Vengan amados padres. Vengan Guazzo, vengan los Costi que acà tienen
la fortuna en sus brazos.

Creo que he explicado lo suficiente y que ustedes me creeràn. no
piensen que una sombra existe, que su hijo los traiciona. Con el
corazón y la mente libre, con la serena mirada los llamo y con los
brazos abiertos para disfrutar de la colina de los días felices.

A mì y al tío nos ofrecieron 12 libras por día para trabajar en la
construcciòn de la ruta. pero no hemos aceptado, puesto que el mejor
arte aquì es tomar la tierra (y hacer el carbón de leña).

Durante tres años, toda la cosecha es de quien la trabaja y luego del
tercer año se reparten: un tercio para el patròn y dos tercios para
quien trabaja.

Padres y Amigos, sin esperar otras cartas emprendan el viaje y hagan
lo que digo a continuaciòn y no duden: escriban a Saviotti que vive en
la plaza de Génova Banchi 3 que harà enseguida lo mismo que hizo por
nosotros.

Para los pasaportes, el precio es de 158,50 liras.
No es necesario llegar a Génova para hacer el contrato como el nuestro.

Las cajas haganlàs bien fuertes, bien clavadas y con una fuerte
cerradura, que en el buque no pagan nada, incluso si hubieran dos o
tres cajas de cualquier peso.

Pero es mejor hacer dos o tres, en lugar de uno, porque es mejor para
manejar y que no pesen màs de medio quintal
.

Traigan ropa de vestir y calzado. artìculos de cocina, herramientas,
azadas, guadañas, piedras de afilar, azada pequeña para aporcar el
maìz.
no traigan telas en piezas, porque pagan impuestos.

no se olviden de las armas de fuego. me amarga infinitamente no
haberme traido un arma. carguen en gènova 15 o 20 limones por cabeza y
chocolate, ùnica comida para componer los vòmitos. el primer dìa coman
poco y liviano.
traigan queso y salame, pero esto comprenlo en verona.

traigan con ustedes todo lo que tengan. de gènova en adelante no pagan
nada. el equipaje embàrquelos en puerta Vescovo, que llegarà
ràpidamente.

Entièndanse con Saviottti, para que no los mande en un barco como el
nuestro que empleò cincuenta dìas. traten de que sea uno Francès. Y si
es italiano que sea el Colombo Umberto o Sud Amèrica y Norteamèrica.
no se suban a ningùn otro.

A buenos aires llegò un dìa despuès que nosotros, un francès que saliò
de gènova el 17 de mayo.

Acà hay liebres salvajes, palomas a nubes, patos, gansos, perdices en
una cantidad que hace tres dìas sòlo comemos eso. el tìo en una hora
matò seis.

Sin embargo, la pòlvora es cara: cuesta 8 liras por kilogramo y 4
liras las municiones.

Yo no terminarè nunca de alabar las riquezas que se encuentran aquí.

Lo màximo serìa poder comprar tierras, pero falta poco.

Queridos padres y hermano, ahora me junto con dos de Cerna con quienes
emprenderemos la colonia juntos.
El patròn quiere que descansemos 15 o 20 días y ya nos consignarìa los
campos de 120 has y enseguida nos darìa los materiales para hacer las
casas.
yo le he dicho que la quiero hacer grande, porque este otoño viene mi
familia, que en ese punto no tengo dudas, que se vendràn al lado mio.

Pero si prefieren vivir aflijidos y atribulados, les ruego me envìen
la escopeta, una azada y un cuchillo de dos mangos qaue perdì. y si
pueden mandarme todas las cosas, los zapatos y sombrero.

Amado padres en noviembre a más tardar los quiero cerca de mí. Llevar
tres o cuatro libras de polvora, traigan todo lo que tienen en casa,
viejo, zapatos usados, todo sirve acà. Cuando estèm en Milán
telegrafien a Saviotti que hay una estación receptora en Génova.

Ni bien llegen a buonesaires telegrafìen a Gualeguay a Don Gregorio
Morán, que yo volarè a encontrarlos como lo hizo Ventura con nosotros.

Doy tèrmino a la presente y repito mi plegaria: ejecuten los deseos de
su hijo que nunca habrà dolores. no tengan miedo de la mar que es un
poco molesta en los primeros días y luego nada más.

yo el hossana les doy, el più avanti, augurandoles bien y felicidad. Y
un feliz viaje.

Estimado saludos a mis hermanas y cuñados

Saludos a todos los chicos queridos.
Queridos saludos a todos de la región.
Y gracias por las buenas y en las empresas de mi partida.
Saludos para el niño Rodolfo y su familia: que en pocos meses se
espera a continuación: que haya terminado su angustias y
tribulaciones.

Reciban un beso de su hijo llena de alegría y de triunfo.Adiós.

Una vez leído, por favor envíelo a Ronconi, que conozcan la noticia de
este paraíso.

Querido hermano, la pòlvora, cuando subas al buque, ponela en tu
bolsillo, porque paga y està prohibido en las bóvedas, pero no en los
bolsillos. Los perdigones, que sean del nùmero siete, traè cinco o
seis kilos. si podès compra una escopeta de calidad, que en amèrica
vale.
adiòs hermano amado, te acompaño en tu fatiga, ahora que es invierno.


flaco claret
ixmmm – iniciativa por un mundo más mejor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: