votate, votame, matate

junio 30, 2009

La situación aún no es desesperante, los muertos apenas suman la misma cantidad de votos que obtuvo el comunismo en alianza con el humanismo. Los chanchos pertrechados en su bunker de costa salguero aseguran conquistar el mundo dentro de muy poco tiempo. Ponen plazos, condiciones. Dicen controlar el aire que se respira, y el aire que se mira y se oye. El pánico se acrecenta entre las clases acomodadas y ameneza con expandirse hasta el segundo cordon del conurbano bonaerense. Los muertos se incrementan uno a uno en una pila enorme de cuerpos consumidos por la gripe, frente a las puertas del palermo soho, o hollywood (el parte de prensa no lo aclara con seguridad) y sus vecinos, muiñdos de sendos barbijos aterciopleados, con diversos colores y diseños animal print, bailotean con furia y alegría, sobre las muertes necesarias para pacificar la patria.

pero la situación aún no es desesperante. por suerte las armas del ejército decidieron tomar cartas en el asunto. ya los tanques y tanquetas, escuadrones especializados de perros paracaidistas en motocicleta, y chanchos gurkas a caballo, atraviesan las calles y callejuelas de las principales villas del conurbano y del interior. Con unos costosos aparatos, conectados a los tubos de gas en la espalda, estos luchadores del bien y de las buenas costumbres, democráticos y apaciguadores, esparcen la gripe. fumigan con gripe cada uno de los resquicios de las viviendas en las que anida el malvado mal del oficialismo. La encarnación anacrónica de un proyecto muerto en vida y vuelto a destruir luego de su muerte. Pero esta vez a fuerza de gripe chancho.

Nuevamente en su bunker de costa salguero los chanchos mayores almuerzan con gusto una exquisita carne humana, asada con especial cuidado por los chanchos cocineros de la dama anfitriona. No hay manjar más rico que comer carne humana, bien cocida y sasonada. También hay morcillas hechas con la sangre de los caidos. No los preocupa la gripe, ni el dengue, mucho menos la gripe chancho, residuo virósico de sus propias eses. Los preocupa su chiquero, les preocupa el orden necesario en el chiquero. Les preocupa acondicionar los corrales, para que sean lo más confortables posibles, y que los animales alli residentes, seintan con gusto y complacencia, la presión de los grilletes en sus miembros. La seguridad de una vida que ya no les pertenece, pero que los divierte, de tanto reggaeton, que le tiemblan los dientes.

Afuera de sus corrales, sobre lo que antes se conocía como ciudades, los cuerpos cada vez son más. Amontonados en las esquinas, con los huesos renegridos, incinerados por las llamas de una gripe espontánea y fulminante, que consume en instantes la piel, carne y los cartilagos de las personas obstinadas en salirse del chiquero, despiden un olor nauseabundo y asfixiante, que ponrot invade toda la ciudad. La niebla generada por la quema constante de carne humana enceguece la visión. Pero el barrio de Palermo sale a vitorear este triunfo de las fuerzas del orden, y el Proceso de Reorganización Viral en todo el territorio.

la situación no es desesperante

by infoelnico

Anuncios

One Response to “votate, votame, matate”

  1. Pablo Says:

    Muy bueno Nico !! Completamente de acuerdo con la idea, aunque incapaz de plasmarla de modo tan genial!
    Un abrazo del cumpa Pablo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: