te van a comer las ratas…

septiembre 5, 2009

una rata me está comiendo el dedo chiquito del pie. es una rata diminuta, de bigotes largos, inofensiva, pero atrevida la muy pícara.

la miro con cara de reprobación y ella me devuelve una miradita entre tierna y desobediente, como diciendo ¿y qué vas a hacer ahora? Una vez consumado el hecho qué puedo hacer. Nada. Ya está. Me está comiendo el dedo. No es que me amenazó y nos medimos en un juego de mutuas posibles amenazas. No. Fue mucho mas rápido y letal. Se apareció, la asusté y me desligué del tema, me quedé tranquilo, pensando que la había ahuyentado. Cuando quise acordar ya iba por tres cuartas partes del dedo chico de la pata. ¡Había vuelto la muy turra! Silenciosa y mortal. Ahora está por empezar con el segundo dedo. Es así, y mucho no puedo hacer. La muy ratona me dejó al descubierto, me dejó en evidencia. ¡El rey está desnudo!, exclamó infantil y triunfal a la vez. Birló con sencillez todos mis sistemas de seguridad, todas mis recetas racionalmente urdidas. Dos puso en juego esta rata para colonizar mi pie y mi cuerpo. Su decisión y su pragmatismo. Era una rata peronista por lo visto. En cambio yo, simple y destacado mortal. Socialista, siempre politicamente adecudo, esgrimiendo las armas de la palabra y la razón, no pude demostrar la supuesta superioridad de la raza humana, no logré honrar al género del que soy parte. La rata había utiliazado la crítica de las armas, mientras yo me quedé en el ejercicio onanístico e interminable de las armas de la crítica.

Unas horas ya pasaron, y esto casi que empieza a ponerme nervioso. La ratita ya va por la mitad de mi empeine. Casi que me puedo llegar a quedar sin pie. La pregunta que me surge es ¿dónde meté todo ese alimento? Una ratita chiquitita se está comiendo casi entero un pie tamaño 45. Entiendo que sea muy sabroso (ya que tenía abundante olor y sabor a queso) pero se va a indigestar la pobre. Estoy empezando a preocuparme por su salud. ¿No se irá a indigestar? ¿Se podrá curar el empacho a una rata? ¿Podré tirarle del cuerito si se empacha?

Abundantes veces mi mamá me decía, con la voz de gravedad que adquieren las madres que buscan asustar a sus hijos cuando los ven perfilarse por la mala senda: ¡si seguís así te van a comer las ratas! Me lo decía insistentemente, empleando el mismo tono melodramático con el que recibía las cuentas de la luz o del teléfono. Me lo decía cada vez que me levantaba cerca del mediodia. O cuando me encontraba tirado viendo televisión, o leyendo algún insufrible libro. Mientras que yo, para zafar de la emoción violenta que me generaba su predicción a lo Lilita Carrió, me escapaba por alguna chistosa tangente. Nunca quise hacerle caso. Pero hoy la recuerdo más que nunca, pobre vieja, pues llegó el día en que tengo que darle la razón. Efectivamente las ratas se comen a las peronas. En especial a las personas que emanan olor a viejo. Lo bueno es que esta rata me agarró con el pantalon mas deshilachado de los dos pantalones que tengo. También lo bueno es que me encontró con el pie desnudo, porque si no hubiera estropeado mi único par de zapatos, ya viejos y gastados por el uso. También lo bueno es que me encontró casi a findemes, que es cuando más hambre tengo.

elnico

Anuncios

2 Responses to “te van a comer las ratas…”

  1. feanor Says:

    “En cambio yo, simple y destacado mortal. Socialista, siempre politicamente adecudo, esgrimiendo las armas de la palabra y la razón, no pude demostrar la supuesta superioridad de la raza humana, no logré honrar al género del que soy parte. La rata había utiliazado la crítica de las armas, mientras yo me quedé en el ejercicio onanístico e interminable de las armas de la crítica.” Creo que aquí se dice mucho de lo que yo pienso también personalmente.

    Dos cosas: 1) no solo escribimos para los seres humanos, también escribimos para las ratas, para el musgo, las bacterias, los peces, los árboles. Se cae a pedazos nuestra escritura antropocéntrica porque tenemos un ego demasiado grande. Eso de creer que solo los humanos entienden palabras es una idiotez que nos legaron los griegos y su definición del hombre como el animal capaz de “palabra” o “logos”. Razón, palabra, ilustración… pero las ratas nos comen los dedos igual, queramos o no.

    2) Nada despreciable su constante ejercicio de la mirada vizca señor Rigaud. Usté no será un tábano como Sócrates, pero es un mosquito litoraleño que es mucho pior porque anda en manadas. Este constante descentrar al humano de su humanidad tan llena de vanidad y palabritas-piñata (entiendase: coloridas y llenas de aire), debería ser un ejercicio más frecuente por parte de todos.

    más que un abrazo

    nigar.

  2. arielo Says:

    viejo, poco para agregar despues de lo dicho por el señor negro, un placer leerlo, como siempre. Eso sí, me pica la curiosidad: ¿para cuándo una selección de textos en carne, papel y huesos, eh? Quisiera tener en mi biblioteca una edición de sus escritos, seleccionados por usted mismo, con prólogo e ilustraciones, con título en el lomo para acariciar dos segundos (como se merecen todos los libros) antes de sacarlo de la biblioteca para pegarle una releída.
    Igual siempre seguiré al guisón cual banda de rock que llevo en el corazón! (verso sin esfuerzo)
    Abrazo enorme nicolasio!!!!!
    nos vemos en el camino


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: