una defensa de la antropofagia argentina

noviembre 13, 2009

46424_tinelli

Esta bestia consume cuerpos. Esta bestia sin alma y con zaña se alimenta de cuerpos. Son los niños, los adolescentes, los adultos, los ancianos, pobres, chorros, inmigrantes, pungas, empresarios, ingenieros. Todos ellos cuerpos. Simples cuerpos lanzados al vacío, cuerpos desnudos que corren como bestias intrépidas, salvajes, malolientes, por el yerto desierto de hierro. Cuerpos que atacan y se defienden. Cuerpos que agreden, que terminan con tu vida, con la mia, con la de mi familia. Usted, yo, nosotros, aquel otro, todos podemos ser sus víctimas. Señor, señora, puto, vos también, lean esta nota, les va a servir, todos podemos padecer el síndrome que ataca a las sociedades argentinas. Todos podemos ser víctimas, hora de un pibechorro, hora de una bomba molotov. La historia nos atormenta, nos está molestando, vamos a quitarla del medio, vamos a olvidarla ¿o acaso está mal ganar plata en la Argentina? Por supuesto que no, señora, si nos desvivimos para que a usted le brillen las halajas, y pueda tomar una opinión, lo mismo que toma una copa de cristal. Por eso, señor, escuche, a usted le pueden robar igual que a mi, por supuesto que no le robarán lo que me robarán a mi, porque lo que yo tengo es mío, y lo he hecho trabajando, y es más, he ganado mucha plata trabajando, y mi trabajo siempre ha sido respetando la paz, la igualdad, el derecho de todos, siempre en contra de las injusticias ¿o acaso está mal ganar plata en este país? Yo hablo de la palabra Paz y el que mata debe morir. Usted no sabe de eso, porque usted ha hecho de la muerte un culto. Mejor dicho, usted ha hecho de la muerte un culo, y en algunos casos ha hecho de los culos muerte…

¿No es que todos somos iguales ante la ley? Pues si, todos somos iguales ante la ley que dice que todos no somos iguales ante la ley, por lo tanto todos podemos no ser iguales. ¿Y de qué depende? ¿iguales a qué? o ¿a quién? Los derechos humanos, los derechos humanos son la vida, ¿qué derecho más humano que la vida? ¡Que humano más derecho!

La defensa de la antropofagia en boca de los gordinflones televisivos aplica una vuelta más a la manivela de la máquina trituradora de carne, falta aún otra mano, la mano de la represión estatal, la pulseada está teniendo lugar, si la balanza se tuerce por el lado de la maquinita, muchos cuerpos más van a caer, como un dominó dentro del embudo para ser aplastados sus cráneos, seccionados sus bracitos, desangradas sus venas en fuentones populares y triturada su carne para servir de relleno a la empanada o a los chorizos que con tanta finura degustan en su honrada mesa ¿o es que acaso está mal comer carne humana en la argentina?

 

elnico

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: