Poesía transitiva IV: algo para decir

marzo 25, 2010

Tengo algo para decir y no encuentro el modo. Todo adentro puja para que las palabras broten como un vómito fulgurante. El estómago anudado, la garganta inquieta y las palabras no salen. Estoy embarazado, tengo todos los síntomas. Es la premura, la impaciencia, la cercanía de lo divino. Las últimas palabras que nos pronunciamos, por la noche, serca del río. Pude reconocerme en ellas, reconocerte, conocerte, y continuar queriéndote del modo que lo hago. Supe de qué se trata, mis sospechas maduraron, y ya caminan solas, pero caminan dentro mío, y pisan mi suelo de órganos constreñidos, contenidos por la presencia de un NO nebuloso que te rodea mientras bailás, y te miro, a la distancia,  mientras tu rostro queda pregnado en mi retina y me impide dormir, el brillo de tu mirada.

La irracionalidad de tu NO me desespera. Ambos sabemos que hay algo que no es cierto ahí. Tenés el NO muy fácil. Y sabemos también, pero lo callamos, que esta distancia no es real, como no son reales las palabras que aqui se escriben con la intención de narrar lo único real e inefable, indecible pero que nos une, y que nos vuelve a encontrar, en la calle, codo a codo, somos mucho más que dos…

elnico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: