poesía transitiva VIII: Jarrón Amor

mayo 12, 2010

Con el pasar de los años aprendio a vivir con el amor a cuestas. La mirada gris, un poco humeda, casi como si se le estuviese por escapar un lagrimón en cualquier momento. La alegría desfigurada, irreconocible, en un rostro que hace años sólo guarda lugar a una extensa y lánguida melancolía. El amor, lejano, el amor. Una vez lo pronunció -recuerda- y la palabra cayó encima suyo con el peso que las palabras muertas tienen. Se desplomó contra el piso de una pileta sin agua, y aún así no se rompio. El amor, es hoy, un jarrón, tal vez marrón,  encima del aparador. y cada vez que pasa hacia el baño, o mientras se prepara el desayuno en soledad, mira ese jarrón, inerte como la palabra misma, después de pronunciar amor.

elnico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: