Digamos que poema 1

julio 9, 2010

¿Y de qué te la das? Génesis arrabalera, pensé cuando le di la vuelta a la papeleta y esto encontré. Ahí va, pa los que creían que se trata de escalar y escalar cada vez más alto, pongan su nariz al suelo que allí está la verdad.

Digamos que poema 1

este mundo que no puedo revelar
empezó casi de semilla, semienterrado en quilombo y malsabor
cacho de susto me dio verlos ahí
semiduendes semihumanos
corriendo la tinta del papel para hacer mil barriletes
embrollando, sin piedad, la madeja del orden justiciero
disparando caoticones que se enredaban, atorados,
en la barba del aire.

estos animales parecían balbucear
creo que un aparato sonoro se fonaba la nariz
fa!, mi, sol,
medio que cantan estos vaguitos

este mundo que no puedo revelar
gurisada insolente a más no poder
microbios de la risa y piñatón

y poco a poco me fui poniendo a su altura
y así miraba entrar los guardianes
tipos altos, larguiruchos en corbatón
con las rayas de la camisa combinando con
las rayas de sus cejas
combinando con las rayas de su mentes
combinando con las rayas de sus rayas

pucha que metían miedo
al final los duendes balbuceaban
para que los larguiserios encorbatón
no les entendieran ni una sola palabra
y por eso fonaban la nariz
y corrian la tinta del barrilete
y se tiraban al piso para olfatear la tierra

nGr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: