las tribales triviales tribulaciones de un gorila granuja medio gagá

agosto 30, 2010

Parece joda, pero no lo es. No me crea si ud quiere, señora. Más ejercite su destacada incredulidad ante el lamento de estas lineas venideras. Pues pecan de atrevimiento estos vientos si desean tan solo una cometa inspirar. Sepa que ud puede reclamar ante la defensa del lector, cito en calle Jorge Rafael al milnovecientossetentaypico de esta misma ciudad.Pero no deje de hacerlo, señora, pido con total humildad, no sin haberlas leido aunquesea una sola vez, con total imparcialidad.Después ejecute el filo y pesado hierro de la ley sobre el pescuezo de quien escribe, hágalo sin escatimar escarmiento. Hága sonar, una vez más, por qué no, la hora de la… ¿espada? y verá, verá usted que el tiempo es incierto, y a sus parteras, el tiempo se va engullendo.

Bueno, pero volvamos al orígen de todo esto.

–De dónde provienen tus enojos, gorila gagá. se dijo a sí mismo, encolerizado, y colorado mientras se depilaba el gorila gagá

–para qué te enojás, si ya los conocés, tan niños, tan infantes, tan faltos de educación, gorila gagá, sepa ud disculpar. se dijo y se rió de sí mismo, a la vez que cortaba con un papel, un bigote largo fino, tieso y negro que salía de su nariz.

–es que no tienen perdón, imbéciles sin imaginación, de mi extrayeron la idea mas mejor, y ni siquiera me agradecieron tal ideón.

–¿y por eso tanto te preocupas?

–pos claro, son pcoas las buenas ballenas, que de mi mente chequelete, salen bullendo. si yo vivo de esto, y esto cada vez es menos, de qué viviré, si no es del enojo de haberlas perdido.

El granuja gorila medio gagá se detuvo ante la revelación, se enojó consigo, bajo la mirada y se extirpo un pelo que salía de su mentón. era corto y grueso medio encarnado, retobao también.

–no tienen profesionalismo, mucho menos código, no los tienen, no los quieren tener, los rompen todo el tiempo, y lastiman a los demás.

–pero de qué códigos hablás, no seas tan gagá ¿me haces el favor?.

–y vos callate que te voy a depilar entero si me seguís contradiciendo.

–monó culopelao, mono enojado, se te vé el culito de mono cabrón

–¡te dije que te iba a dar! el gorila granuja se levantó con enojo y tomándo a su ira por el mango, dió de golpes al espejo, que cayó al piso con mucho estruendo vuelto en mil pedazos. se vió las manos manchadas de sangre y el gorila gagá se refugio en una foto que tenía de su antigua madre, pidió al cielo radical que no los castigen sus antepasados por romper su reflejo reflejado. ¿de qué viviré ahora? la pregunta le caló hondo, a quién veré por las mañanas, con quien dormire por las noches, si ya no me tengo, ahicito para verme a tiro en el espejo. por quién lloraré, y a quien amaré cuando me baño reflejado en la mampara. Las preguntas coagularon en lágrimas y el gorila granuja dejó ver su hilacha gagá, lloró desconsoladamente.

¿elnico?

Anuncios

2 Responses to “las tribales triviales tribulaciones de un gorila granuja medio gagá”

  1. Ezequiel Says:

    que grande Nico! siempre con tus toques de humor hasta en las situaciones más drásticas.

    pero yo quiero saber,
    el gorila granuja ….. se murio? se desvanecio? o quedo preso de su egocentrismo?

    abrazo!


  2. Nico, soy el Aníbal, quiero invitar al programa a tu amigo, el poeta, no se como contactarlo, ¿vos podés hacerlo? acordate que figuro en guía de teléfono.
    Un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: