no le canto a la luna

octubre 26, 2010

La luna clavada en la ventana, nos charlamos la vida, nuestros días, nuestros dolores, nuestras nanas, las alegrías, las esperanzas y las tristezas. Hace calor, la mosquitada, y ella que me tiene atado de pies y manos. Le conté mi pena, chiquita y duradera, ansiosa pregunta que quema, la luna escucho con su serena paciencia.

Me habló de sus amores, de sus pasiones, de su complicada relación con el sol. Me habló de mil maneras, charlamos largo y tendido. Yo sobre el techo, cerveza en mano, ella recostada contra un pino, sonriente de tanto Kolinos. Al toque subió la guille, se sumo al silencio, puso su cuero presto para las caricias correspondientes. Eva ya abrió los ojos, pero aún no camina del todo, ya está gordota y se perfila como una gata hermosa. Compartimos un lindo rato los tres juntos, la luna, la guille y yo.

Para todo lo demás existe mastercard, me imagino, y me consuelo. Se acercan los 25, y sigo siendo el mismo pelotudo…

 

elnico

Anuncios

One Response to “no le canto a la luna”

  1. nGr Says:

    jajaja, disculpe usté don rigaudi, pero un pelotudo de 25 años no es lo mesmo que un pelotudo de 24.
    ya nos veremos el jueves día de júpiter, dios de la piza, la birra y el faso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: