alquimistas, eso son

marzo 4, 2011

Quizás ahora comprenda un poco más las razones del plan de exterminio. Tal vez esté más cerca de conocer la naturaleza del miedo crispado de la oligarquía troglodita, la desesperación de los militares asesinos, el encono, la razón de la tortura encarnizada, el robo de los bebés. En una de esas puedo entenderlo un poco más. Las evidencias están a la mano. Basta pasar unas horas con uno de ellos para darse cuenta. En cuestión de minutos todo lo cambian, y fabrican risa con el dolor. El llanto se vuelve tango o murga, y las penas circo.

Una generación de alquimistas, eso fueron, y por eso fueron perseguidos. Piromaníacos voluntarios; callejeros incansables, y poetas, por sobre todo poetas. Síntesis inexacta entre lo que de corrosivo tiene la teoría social, y lo que de partera tiene la verdad. Malabaristas, caminaron en la cuerda floja, saltimbanquis, fieles compañeros del fuego y del viento, sin miedo a despeinarse. Uno de ellos basta para encender toda una población, y con un tan sólo un puñado levantamos al pais. Qué hubiese sido de nuestro pais hoy, con esos treinta mil de pie.

Lo sabe la derecha, lo supo en 2008, cuando las encuestas parecían un tren fantasma, y la nación se nos confundia con una estancia. Lo supo ya entonces la rancia pero sabia oligarquía, lo supo y temió, y se defendió con todas sus armas. Me lo aclaró un lumpen, excomisario, con pretensiones de santo, bufanda con los colores patrios anudada al cuello, mientras esperábamos que nos crucen por el río. Lo sabía la amargura de sus ojos, y se mentía estar librando una batalla inconclusa. Pero en el fondo lo sabía, y me lo dijo: perdimos una guerra, en los 70 perdimos una guerra, ellos ahora nos están gobernando, habría que haberlos matados a todos.

No le tome el apunte, un desvariado más me dije y continue descreyendo, tal como me lo enseñaron los nietzschianos 90. Pero hace una semana me lo enseño denuevo el barro. Con tan sólo una gota de aquella juventud podemos dar de tomar a miles de sedientos, y pronto el desierto, horizonte de fuego, reverdecerá nuevamente, como decía aquel payaso: ¡para volver!

los vi transformarse, eran dos gigantes, disimulados entre las gentes. De al pargatas, tomando mates, los vi desplegar su coreografía libertaria, soltar la palabra, y encender los corazones. El pueblo no podía resistirse, un carbón difrente ardía en su pecho. Una pequeña llama de otro tiempo. Una piedra de magnetismo incierto, que acarriaba consigo cuanto humano anduviese huyendo. Para volver, gritaba el uno, el otro nos traía la magia de una España libertaria. Y como dos pinzas irrefrenables el pueblo los seguía hasta empaparse en ese magma. “basta con apenas mojar la punta de los dedos en las aguas de la historia, para que ya nada pueda detener el torrente abrumador de la libertad” y las oleadas de gurises se volcaron a las calles, haciendo la música, poniéndole el cuerpo a la memoria, haciendo un tapete con el olvido, conectado el presente con el pasado, el futuro con el ayer, y asi se nos fue uno de los mejores, en plena lucha, pero llevose con él el manto de oscuridad que adormecía de a miles.

Entonces, ahora comprendo el miedo irrefrenable del fachismo mundial, y de sus gestores locales. El poder de fuego de esa juventud irresistible era superior, sólo su desaparición, arma secreta, podría retrasar la llegada. Pero aqui están, las esquirlas de tanta bomba explotada, aquí están, con poco nomás, haciendo estallar nuevamente la barriada. Una generación de alquimistas, una generación combustible, consubstanciada con la histora, hecha raices y se extiende como reguero de pólvora, entre canción y canción, para hacer resurgir la fiesta, el carnaval, la transformación: ¡para volver!

 

elnico

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: